“EL ESCUADRON SUICIDA”

CON LA SUERTE IMPLICITA EN EL MOTE.

Por: Leonardo Moreno.

“SUICIDE SQUAD”; DIRIGIDA POR; DAVID AYER.

Una de las primeras cuestiones con respecto a “Suicide Squad”, previo a su estreno, fue la polémica desatada contra “Rotten Tomatoes” por parte de los fans de DC, quienes están furiosos contra el sitio pues le han tundido con todo a las producciones de DC/Warner, favoreciendo demasiado a las películas Disney/Marvel, sin importar que tan buenas o malas sean estas últimas. Un punto que se debe señalar, es que “Rotten Tomatoes” solo recolecta las opiniones de la “crítica especializada”, no hacen las críticas. Sin embargo, resulta extraño que a los filmes de Marvel previo a sus estrenos, ya los tenían rankeados con calificación muy favorable, cosa que sucedió con “Captain America; Civil War” y en esas mismas circunstancias, da a las producciones DC calificaciones muy bajas mucho antes de sus estrenos basándose no sé en qué. Cosa que parece ya dejaron de hacer. Aunque la verdadera cuestión aquí es ¿En verdad las malas críticas fueron pura mala leche contra “Sucide Squad”?

2

¿Hay un complot por parte de “Rotten Tomatoes” contra las producciones DC/Warner? Lo curioso de esto es que Warner es dueño del 30% del sitio de críticas. Lo cual lo pone a uno a pensar.

Otra de las cosas que aconteció con este filme antes de su estreno aquí en México; fue la polémica desatada por la cadena de cines Cinemex, cuando dieron a conocer que no exhibirían “Suicide Squad” en sus complejos, debido a que la distribuidora de la película, en este caso Universal, cambió los términos del acuerdo con Cinemex. Estos últimos emitieron un comunicado diciendo que los nuevos términos de Universal dejaban en desventaja a la cadena de cines con respecto a sus competidores; entiéndase Cinépolis, pues no existe ya ninguna otra competencia para ellos y viceversa en México. Aunque lo que terminó siendo más polémico que dicha situación, fue el escándalo desatado cuando se supo que de todo lo que Cinemex vendió en preventa, unas 100,000 entradas, no planeaba regresar ni un centavo. Al final supuestamente dieron la opción de regresarte el dinero de tu boleto o una cortesía de 10 películas y joder que a muchos fans del cine los agarraron por ahí y digo los, porque yo no compré boleto para el estreno de “Suicide Squad”, pero de haberlo hecho y por más furioso que me hubiera encontrado contra la cadena de cines en cuestión, habría aceptado las malditas cortesías; Cinemex puto. Sin embargo, una de las consecuencias de este desmadre, fue que en redes sociales circularon fuertes críticas contra le empresa de “La magia en el cine” con respecto a su servicio, exhibiéndolos como un lugar no tan mágico; debido a sus mugres butacas incomodas, al pésimo audio de sus salas, a la turbia calidad de sus proyecciones, a la actitud meh! De sus empleados, a sus pinches nachos embolsados horribles y a que solo sirven Pepsi, ya ni la chingan. No sé si les habrán calado tales críticas, pero vi “Buscando a Dory” hace unos días en Cinemex y el audio se escuchaba bastante bien. OMFG.

3

Lo ocurrido con “Suicide Squad” y Cinemex ya había sucedido en el pasado con “Inception” de Christopher Nolan, aunque debido al éxito del filme Cinemex tuvo que doblar las manitas a la postre ¿Lo harán de nuevo?

Entrando en materia. “Sucide Squad” es una película farol de acción que cumple con dicha premisa, cuya principal virtud radica en una dinámica constante en la que no da respiro al espectador y por ende no aburre, porque además es divertida dentro de lo que cabe. Las caracterizaciones de los personajes principales como; Will Smith/”Deadshot” y Viola Davis/Amanda Waller, son buenas sin ser brillantes. Margot Robbie como “Harley Quinn” luce bastante y aunque muchos la tachan de sobreactuada, yo creo que el papel lo permite; “Harley Quinn” es de por si un personaje extravagante y rimbombante, quizás a muchos les molestó que cargara con el peso del estelar, pues al final termina por ser quien salva el día junto a “Deadshot”, pero era algo que se veía venir desde los trailers. El filme tiene momentos brillantes recargados en dichos personajes; como cuando recrean aquella portada legendaria de Alex Ross de “Harley Quinn” y “El Joker” o cuando “Deadshot” termina dándoles en la madre a los posesos en su primer enfrentamiento con ellos. Sin embargo, quien acaba robando cámara es Jay Hernandez con su interpretación del “Diablo”, personaje que va de lo trágico a lo divertido de forma involuntaria y cuya transformación en un demonio azteca, resulta de lo más vistoso de la película, incluso la frase; “¡Ya te chingaste wey!” ha ganado cierta notoriedad. De igual forma, uno de los aspectos más chidos de “Suicide Squad” es la banda sonora. De escena a escena a lo largo de la producción es una rola genial tras otra.

4

Margot Robbie/Harley Quinn se está convirtiendo en el sueño húmedo de muchos, conmigo incluido.

Hasta aquí todo parece ir bien, pero…

El primer problema que tiene “Suicide Squad” es que carece de una historia solida. El punto de la formación del equipo es muy vago. Los reclutan para enfrentar al próximo “Superman”, en caso de que resulte un hijo de puta; pero no hay una misión o amenaza real en puerta. En todo caso, si Amanda Waller tiene conocimiento de los metahumanos que existen en el mundo, como al final se demuestra ¿Por qué no mejor los recluta a ellos en lugar de criminales? Y me refiero a “La Liga de la Justicia”. Lo más absurdo es que la amenaza que termina enfrentando “El Escuadrón” la provoca la misma Waller con la formación del grupo, lo que propicia que un personaje que es de los más cabrones del DCU, termine viéndose culera y medio estúpida. Y ojo que cabrón y culero no son lo mismo.

5

Viola Davis es Amanda Waller, la legendaria cabeza del “Suicide Squad”.

Y es en este último punto donde viene otro problema del filme que es; Cara Delevingne, quién podrá estar muy guapa y muy buena, pero su caso nos demuestra que ser modelo no implica saber actuar y esto tal vez no sería tan grave, si no fuera porque es la villana de la película. Para una mujer que se la pasa enseñando sus pezones en facebook e instagram o besándose con sus amigas encuerada y que vive de mostrar sensualmente su cuerpo en pasarelas; tiene un desempeño muy torpe interpretando a la “Enchantress”, un personaje que dentro de la trama del filme tiene cierta connotación erótica, lo cual al parecer para Cara significa actuar como marihuano con muchas ganas de ir al baño. Por no mencionar que jamás se molestan en decirnos por qué la “Enchantress” elige al hombre de negocios negro para ser el host de “Incubus”, lo cual se siente muy al chilazo. Al igual que la situación de la máquina que está construyendo, carente de lógica alguna y que se antoja sacada de la manga, pues es de; “ha, ha, ha, somos muy malos y vamos a destruir al mundo”. Para acabarla de chingar, toda esa secuencia donde supuestamente construye la máquina, parece un extracto de los “Cazafantasmas”.

6

Bastante torpe luce Cara Delevingne como “The Enchantress”. A la fecha solo ha demostrado ser otra niña linda de las pasarelas, con nulo talento histriónico. Lo malo es que al parecer lleva el estelar del proyecto de “Valerian” de Luc Besson.

Por otra parte, aunque el director David Ayer trata de dar un manejo parejo a todos los personajes, son tantos que se le van de las manos. “El Capitán Boomerang” solo sirve para presentar a “Flash” y hacer que maten a “Slipknot”; quién aparece de repente y así de repente se muere. En tanto que “Katana”, solo pone la espada para que “Harley Quinn” se luzca al final.

7

Y la pregunta del millón es ¿Quién carajos es “Slipknot”?

Finalmente, el pero más grande de esta producción, tristemente termina siendo “El Joker”. Es una pena pues Jared Leto es un muy buen actor y aunque uno quisiera darle su lugar, las comparaciones con “El Joker” de Heath Ledger son inevitables, así como en su momento lo fueron las comparaciones de Ledger con Jack Nicholson. La encarnación del “Joker” de Leto con respecto a sus predecesores se queda muy corta, a pesar de que tiene un par de buenos momentos, en general te quedas esperando el punch del personaje que nunca llega y termina siendo más un gangster excéntrico quién lejos de ser un psicópata, más parece un tipo que se hace el loco, muy necesitado de atención. Aunque por otra parte, Jared Leto se quejó de que su participación en “Suicide Squad” fue muy recortada y esto nos lleva al último punto de este review.

8

“El Joker” de Jared Leto se queda muy corto con respecto a lo hecho por Heath Ledger y Jack Nicholson en la pantalla grande. A pesar de todo, supongo que tendrá una segunda oportunidad ya sea en “Justice League”o en “The Batman” o en ambas tal vez. 

¿En serio nos van a salir con otra edición de 3 horas que solucionará los problemas del filme? ¿Una donde veremos las chingonsísimas escenas eliminadas del “Joker”, que le darán a Jared Leto otro oscar? ¿Una edición donde se profundizará en las historias de “Katana” y “El Capitán Boomerang”? ¿Donde sabremos quién chingaos es “Slipknot” y el negro poseído por “Incubus”? ¿Una edición donde Cara Delevingne por fin haya ido al baño? Si me preguntan, esto una vez pasa, dos ya empieza a parecer maña y de ser así me parece una estrategia un tanto estúpida y bastante mezquina por parte de Warner, pues es jugarle al vivo con tu público y a la larga podría significar la pérdida de credibilidad y que por ende la gente deje de ver tus películas en las salas, pues mejor esperaran la versión de a de veras (valga la expresión) en vídeo o streaming. Aunque de acuerdo con David Ayer, esto no sucederá pues solo le cortó cómo 10 minutos en la edición, ya veremos al tiempo.

9

A fin de cuentas “Suicide Squad” es una película palomera, cuya trascendencia no debería ir más allá, funciona para pasar el rato y a pesar de las apariciones de “Flash” y “Batman”, uno dudaría que tenga una relevancia significativa dentro de lo que está pretendiendo hacer DC en el cine… Aunque en esto último podría estar equivocado ¿Por qué? Al parecer los detalles divertidos, vistosos y vertiginosos del filme han pesado más que los aspectos negativos del mismo, pues en taquilla le está yendo muy bien. De hecho yo ya la vi dos veces y siendo honestos no me molestó, ni me aburrió y en ambas ocasiones el cine estaba hasta la madre y en última instancia, no hay que olvidar que se trata de un blockbuster; o sea cine de acción, efectista y de superhéroes. No es cine de “arte” o independiente como ahora lo llaman y su principal propósito es hacer dinero sin importar cómo y basados en esa premisa es que “Suicide Squad” podría tener una secuela y quizás hasta un lugar importante en el desarrollo del universo cinematográfico de DC, porque con lo de hacer dinero ha cumplido.

 

Ah que pinche mundo tan loco.

see

 

 

 

SEE YOU IN THE ETHER